En tus labios la muerte, alianza de sexualidad y violencia

En tus labios la muerte, alianza de sexualidad y violencia

  • Rebeca retrata, profunda y desgarradoramente, un universo donde florece el salvajismo. Foto tomada de Internet
    Rebeca retrata, profunda y desgarradoramente, un universo donde florece el salvajismo. Foto tomada de Internet

En tus labios la muerte, es un contundente y osado volumen de cuentos de Rebeca Murga, una de las escritoras cubanas emergidas del boom literario de los noventa, cuya obra descuella, entre otras características, por su intensidad narrativa y la desinhibida descripción del cuerpo femenino.

En este libro, se despliega una arrolladora fuerza persuasiva desde las primeras páginas. El relato Triste parábola de la alegría es un cabal ejemplo. Se conjugan crueldad y lirismo. Nostalgia y miedo. El alud de sensaciones que conforman la vida cotidiana es espléndidamente concebido trasluciendo el ímpetu creativo de una autora consagrada.

La precisión con que están delineadas las siluetas de sus personajes provee de un singular atractivo a la obra. Que se compactan y vigorizan en Historias al margen I, II y III. Narraciones que caracterizan de modo magistral la sicología criminal, conduciendo a los lectores por los más intrínsecos vericuetos del pensamiento humano mediante la descripción de enjundiosos crímenes que quedan impunes, sin embargo, muy bien cimentados sicológica y socialmente. La guerra de Angola, sale a la luz, mostrando sus nefastas consecuencias, asimismo la indefensión social de sus protagonistas.

La alianza compuesta entre sexualidad y violencia confluyen en una visión particular del erotismo suscitado por el instinto. El abuso sexual, es un elemento trasgresor. Nos habla de un sujeto agredido, sin embargo, erotizado:

“Senos que el príncipe arrulla, párvula colina abierta en dos donde antes fuera una desértica llanura. La otra mano pincha sus caderas, transpira el clamor a flor de piel. Se erigen sus pezones, azorada delicia, y el vientre palpita. Ritmo que amenaza convertirse en caos, plenitud de fiera agazapada bajo las sábanas, entre secretos y plegarias ancestrales. Goce, sano placer que la incrimina.”

Mostrándonos un erotismo irónico y grotesco vinculado a altos y disímiles estándares de violencia. Rebeca retrata, profunda y desgarradoramente, un universo donde florece el salvajismo. Nos recuerda la crueldad a que nos puede someter el ser humano y las distintas formas de alienación que intimidan a la mujer y al hombre en la sociedad contemporánea.