Taicuba, trío por y para siempre

Taicuba, trío por y para siempre

  • Incontables fueron los países de América Latina, Europa y Asia, que premiaron sus actuaciones con cerradas ovaciones. Foto tomada de Radio Habana Cuba
    Incontables fueron los países de América Latina, Europa y Asia, que premiaron sus actuaciones con cerradas ovaciones. Foto tomada de Radio Habana Cuba

Mucha gloria aportó a la música cubana el Trío Taicuba, un honorable rincón tiene en la memoria de cubanos, colombianos, panameños, puertorriqueños, mexicanos y dominicanos.

Ejemplares intérpretes y difusores del bolero, género más notable en su repertorio, la célebre triada se destacaba en otros puntos claves de la música cubana como trova, son, guaracha, guajira y la tradición no los detuvo, no los frenaba en la renovación, en los cambios, en el crecimiento, fieles a la Instrumentación típica del trío: guitarra, requinto, clave, maracas,

Contribuyeron al ascenso del bolero, al auge de la era dorada del género atravesando por múltiples transformaciones apoyados en su estilo interpretativo vocal y sus singulares, personales concepciones armónicas.

Nació el Trío Taicuba en 1936 en la emisora Radio Habana Cuba integrado por Baz Tabranes, director musical y , Landa y Llerena y, desde entonces, triunfadores en los más diversos escenarios abriendo siempre sus presentaciones con Noche Cubana  de César Portillo de la Luz. En 1960 salen Landa y Llerena y entran los guitarristas Alfredo Cataneo y Heriberto Castro —voz prima y segunda guitarra—, permaneciendo Baz Tabranes como director.

Incontables fueron los países de América Latina, Europa y Asia, que premiaron sus actuaciones con cerradas ovaciones.  En el cine mexicano actúan en El Señor Faraón y Cleopatra y, en el cubano en El Romance del Palmar  y Una Gallega en La Habana, entre otras películas;  grabaron discos, uno de ellos, el excelente Noche cubana.

El legado del Trío Taicuba es otro de los tesoros con que cuentan las futuras generaciones.