Luis Saldaña: " El tema de la insularidad ha sido constante en mis piezas"

Luis Saldaña: " El tema de la insularidad ha sido constante en mis piezas"

  • Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana Eduardo Abela en la especialidad de Pintura en 2006. Fotos cortesía del artista
    Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana Eduardo Abela en la especialidad de Pintura en 2006. Fotos cortesía del artista
  • Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana Eduardo Abela en la especialidad de Pintura en 2006. Fotos cortesía del artista
    Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana Eduardo Abela en la especialidad de Pintura en 2006. Fotos cortesía del artista
  • Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana Eduardo Abela en la especialidad de Pintura en 2006. Fotos cortesía del artista
    Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana Eduardo Abela en la especialidad de Pintura en 2006. Fotos cortesía del artista

Desde su natal Mayabeque Luis Alberto Saldaña Soto recrea un universo otro, plagado de imágenes donde a ratos se distinguen las influencias del surrealismo o el realismo, pero siempre usando a la pintura como medio. En esta oportunidad, nos conversa de su serie Insulares donde se hace evidente la preocupación por soluciones formales cercanas al fotorrealismo y la transformación de su poética.

Saldaña se graduó de la Academia Provincial de Artes Plásticas de Provincia Habana “Eduardo Abela” en la especialidad de Pintura en 2006. Ha recibido varios reconocimientos en salones provinciales y su obra ha sido parte de diversas exposiciones nacionales e internacionales.

Tu trabajo aborda varios estilos. Podemos encontrar incluso piezas donde hay más influencia del surrealismo o más realismo ¿Dime cómo has ido llegando a cada uno de estos estilos y como te han servido en cada uno de los casos a la hora de hacer tu trabajo?

Esa pequeña variedad de visualidades han estado mezcladas desde que asumí en la escuela de arte hacer una obra ligada al paisaje, pero el paisaje de Magritte, del surrealismo, y esa ambigüedad de su obra marcó mucho mi estilo de trabajar. De hecho hoy por hoy, sigo trabajando el paisaje, pero siempre un paisaje muy ambiguo, sugerente y metafísico que aborda la mística del paisaje dual con un efectismo. El tratamiento siempre ha estado ligado a la fotografía, a la realidad, con un antecedente magriciano.

Actualmente me ha interesado salirme un poco más de los esquemas. He trabajado por series, eso me ha permitido estudiar un poco más cosas que me interesan: el color en una, la paleta más reducida en otra. El resultado es un tratamiento efectista, pero ligado a la composición del elemento enfocado, definible, conceptualizado, pero siempre desde una estética muy fotorrealista.

Cuando hiciste Insulares yo veía cuantos elementos han podido existir en esa agua que es parte de todo ¿El hecho de vivir en Mayabeque, de tenerla tan cerca, cuán importante ha sido?

Como todo paisajista siempre he trabajado en base a mi entorno. Creo a partir de objetos, luces y situaciones que voy viendo. Siempre trato de sacar la obra de mi vivencia personal. Puede que vea una imagen en una revista y eso me lleve a otra cosa, me detone una idea creativa en función de una obra que en una primera etapa en la serie Insulares siempre complementaba con el mar o un tipo de paisaje donde ese objeto denotara la condición insular, de que somos personas de una isla y estamos rodeados por agua. El objeto condicionaba al ser humano y daba una lectura cargada de varios sentidos. A pesar de que el mar fuera telón de fondo, incidía sobre el objeto y hacia cada obra diferente.

Después trabajé en Entropías, que fue mi más reciente exposición personal. Entonces cambió todo, los objetos que antes plantaba en el mar, yo salía a buscarlos. Los encontré y a partir de la fotografía, de un trabajo más fotorrealista del objeto encontrado a modo documental, creé una atmósfera al objeto en su entorno natural.Mi interés era que se evidenciara el paso del tiempo, la transformación que ejerce sobre las cosas que es un poco la esencia humana.

¿Y en cuanto a los títulos porque veo que en varias ocasiones son sugerentes y aportan al tema?

El titulo me es más difícil que la obra. En experiencias, relaciones, van surgiendo ideas. Como mis cuadros son paisajes sintéticos- con un solo elemento- he hecho un ejercicio de un título directo, de una sola palabra, pero que no encierre el cuadro. El título es un acierto o desacierto en la obra y siempre que lo han tenido han sido muy pensados.

¿Y las obras impresionistas?

Esta serie la he ido escalonando, dosificando, preparándome para una nueva etapaque pienso asumir ahora. En esta serie va a haber más liberación pictórica, de búsqueda en cuestiones de proceso, de tratamiento de la misma pintura, esa conceptualización de la realidad vista a través del agua.

El tema de la insularidad ha sido constante en mis piezas, es lo que aúna toda la estética de mi paisaje y esta serie que son reflejos, fragmentos de formas en el agua. En esencia siempre estuvo el mar y el agua y ahora puedo ver todo un mundo en esa serie de espectros que forman, inestables, formas irrepetibles que capto y congelo de la realidad. Es una superficie que refleja una realidad otra. En cuanto a las soluciones lo gestual del impresionismo y postimpresionismo va a ser fundamental para la materialización del proceso artístico.