Ignacio Carmona Piñero, Nachy: “En Cuba la moda es cíclica”

Ignacio Carmona Piñero, Nachy: “En Cuba la moda es cíclica”

  • “Los cubanos somos las personas mejor vestidas de todo el mundo”, asegura Ignacio Carmona. Foto: Airado Raúl
    “Los cubanos somos las personas mejor vestidas de todo el mundo”, asegura Ignacio Carmona. Foto: Airado Raúl

En este 2018 el prestigioso diseñador de vestuarios, Ignacio Carmona Piñero (Pinar del Río,1960), conocido por sus colegas y amigos como Nachy, celebra sus primeras cuatro décadas de vida dentro de un prolífico universo creativo que le ha hecho acreedor de innumerables premios y reconocimientos, entre ellos, el de Mejor Stand en el evento Hecho a Mano, en Medellín, Colombia; la Medalla conmemorativa LXXX aniversario de la Radio Cubana; el Giraldillo de Sevilla, España (el primer latinoamericano en obtenerlo); la Medalla del Historiador de la Ciudad por el trabajo en la Casa de la Obrapía; y multiples reconocimientos del Fondo Cubano de Bienes Culturales y de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (Acaa), organización en la que desde hace más de 20 años se desempeña como presidente de la Sección Textiles.

 “Los cubanos somos las personas mejor vestidas de todo el mundo, porque a pesar de las carencias  y limitaciones que enfrentamos para seleccionar las ropas que vamos a usar, tratamos de ataviarnos con lo que podamos adquirir con nuestros recursos, acorde a cada momento, con buen gusto. Diseñadores de modas somos todos, pues siempre pensamos qué ponernos para cada ocasión diferente”.

Desde muy temprana edad este creador comenzó a incursionar en diferentes manifestaciones artísticas y desde entonces “me vinculé a los talleres de diseño y confección de vestuario. A partir de ahí comenzó mi formación a través de cursos y de forma autodidacta”.

Se acercan dos importantes encuentros cubanos del vestir: la Semana de la Moda y Arte y Moda, dos eventos con características diferentes que mueven, en cada una de sus ediciones, a cientos de espectadores interesados en las propuestas de diseño de los más importantes creadores de esta manifestación, entre ellos se encuentra este creador reconocido, además,  por sus relevantes aportes al arte y el vestuario en los medios audiovisuales durante 40 años consecutivos.

Nachy es un incansable artesano artista que igualmente ha cosechado éxitos en la pintura. De hecho, sus inigualables gallos han fascinado a infinidad de coleccionistas de todo el mundo, en tanto la Televisión Cubana los ha elegido como premios a relevantes figuras de ese medio y de la cultura cubana como Rosita Fornés, María de los Ángeles Santana, Eusebio Leal,  José Ramón Artigas y Esther Borjas.

Voz líder del diseño de vestuarios en Cuba, para este amigable hombre la moda “es cíclica, pues de momento recurrimos a cánones de los años 70, como los peinados tipo “speedrun” (pelo a lo afro popularizado por Ángela Davis hace ya medio siglo) o los pantalones campana, o vemos a un hombre con jean y guayabera, o con cuello y corbata calzando zapatos sport….”, expresó el artesano artista que también incursiona con éxito en la joyería, la bisutería, y el diseño de música y curaduría de numerosas pasarelas, tanto en Cuba como en otros países de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Maestro imprescindible en las pasarelas de vestuarios en Cuba, subrayó que “a veces me preguntan si en nuestro país existe una moda que nos defina y les respondo que sí, que la ejercitamos cada día mediante la fusión de disimiles influencias internacionales. París y Europa, a través de las principales firmas de modas, proponen cómo vestirse y nosotros lo adecuamos a nuestra idiosincrasia, a nuestra cultura. Muchas de esas propuestas no tienen nada que ver con el calor del Caribe, con la vida de esta isla donde los tejidos que deben de prevalecer en las confecciones textiles son el lino, la bambula, el algodón y otros que se adecúen a nuestras características reales de vida”.

Nachy le adjudica especial importancia a los maniquíes que exhiben los diseños de las indumentarias, así como a la selección de la música y los movimientos que estos ejecuten sobre las pasarelas. “Deben de ser verdaderos artistas, que sientan profundamente en sus corazones la labor que desempeñan. Contamos con grandes profesionales, la mayoría de ellos agrupados en la agencia Actuar”.

Entre esos muchachos y muchachas que generalmente sobresalen por sus admirables cuerpos y belleza física, se encuentra Adonis Almenares Ferrán, quien desde hace varios años defiende las creaciones textiles de este diseñador, entre ellas sus interpretaciones de la obra plástica de Manuel Mendive y Manolo Comas (Andróginos), así como la recreada en la pieza Etiqueta Rigoletto, siglo XIX, de la Colección Remixed, que ganaron palmas en el Arte y Moda llevado al teatro Mileniun, del Kennedy Center, en Washington durante el Festival de las Artes de Cuba.

Ignacio Carmona tiene instalado el taller en su acogedor apartamento del Vedado capitalino, donde cada día da riendas sueltas a la imaginación, no solo en el diseño de vestuarios sino, además, en el de carteras. “No trabajo con cortes de tela, sino con pedazos. Lo que a la gente le molesta a mí me es útil. He utilizado las cosas más inconcebibles en mis confecciones, desde los lazos de una cartera hasta botonaduras tomadas entre desechos”.

Según él, no siente disgusto alguno porque “otros copien mis diseños. Eso da la medida de que mi trabajo les gusta”. Asegura que nunca usa alguna ropa hecha por él. “Soy muy tímido y me da pena que me pregunten de quién es esa pieza. Me siento feliz cuando elogian lo que hago, pero mucho más lo soy cuando me dicen que puedo hacerlo mejor o de otra forma”.

En el año de sus cuatro décadas de desempeño artístico, este artista se pregunta “¿cuándo seré grande?, pues creo que aún estoy dando mis primeros pasos en la moda. Todo el que piensa que está subido en la alfombra roja de la fama está equivocado, pues todos los días aprendemos más”.

La moda, de acuerdo con Nachy, es “una necesidad. Es la forma de verse bien, de buscar el color que le asienta a cada persona, y saber elegir entre rayas y óvalos, entre estampados y matices planos… cada cual debe de encontrarse dentro del buen vestir. Los diseñadores, somos la guía para contribuir a esa decisión”.

Con respecto a la obra de sus colegas, dijo que “los que me han precedido han sido mejores, y yo he tratado de copiar sus grandes momentos”. Entre sus paradigmas señalo a Rafael de León y a Otto Chaviano, a quienes considera emblemas de la cultura cubana.

Actualmente, este relevante artífice se encuentra inmerso en la preparación de la exposición Afrá en el lente, dedicada a la afrodescendencia, con trajes que recrean una conocida deidad del panteón yoruba en Cuba, a través de unas 30 composiciones fotográficas realizadas por el reconocido maestro Airado Raúl, la cual tiene prevista inaugurar hacia finales de año en homenaje a los cinco siglos de fundada la Villa de San Cristóbal de La Habana.