Un vuelo de vida ronda a Bayamo

Un vuelo de vida ronda a Bayamo

Etiquetas: 
Asociación Cubana de Artesanos Artistas, Bayamo
  • Son aves cubanas y de otras latitudes, indefensas, susceptibles ante la amenaza del descuido del ser humano hacia el medio ambiente. Fotos de la autora
    Son aves cubanas y de otras latitudes, indefensas, susceptibles ante la amenaza del descuido del ser humano hacia el medio ambiente. Fotos de la autora
  • Son aves cubanas y de otras latitudes, indefensas, susceptibles ante la amenaza del descuido del ser humano hacia el medio ambiente. Fotos de la autora
    Son aves cubanas y de otras latitudes, indefensas, susceptibles ante la amenaza del descuido del ser humano hacia el medio ambiente. Fotos de la autora

Desde el sábado 12 de mayo un Vuelo de vida ronda a Bayamo, en la exposición del artista santiaguero Emilio Ferrer Borges, inaugurada en la sede de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA).

Son aves cubanas y de otras latitudes, indefensas, susceptibles ante la amenaza del descuido del ser humano hacia el medio ambiente, eternizadas en sus gestos instintivos en la interpretación de Ferrer Borges que escogió precisamente el metal para recrearlas.

La parábola de la vida pareciera expresar el artista al erigir las plumíferas en material duro y frío, construidas al calor del fuego de soldadura, moldeadas a golpes y sudores, las piezas parecen cantar, gaznar, trinar.

En el Paseo General García de la Ciudad Monumento, la elegante sede de los artistas granmenses abre sus puertas y sorprende al viajante que no detalla en la lejanía el uso de la chatarra reciclada y las piedras como elementos fundamentales en la construcción de 19 exquisitas piezas, en lo que constituye la tercera expo personal de Emilio Ferrer Borges.

Redescubrir materiales desdeñados por otros y modelarles la vida, es ya una gran proeza que habla de la poesía que motiva al joven soldador de 33 años aspirante a miembro de la ACAA.

Ferrer Borges ha participado en seis exposiciones colectivas en Santiago de Cuba y durante el 2017 presentó dos muestras personales, una en la Galería René Portocarrero, de Contramaestre donde recibió el Premio Guayacán, y otra en la Filial de la ACAA de Santiago de Cuba.

Sus piezas transmiten emociones, ya sean solas o en pequeños conjuntos fueron diseñadas para admirar aquello que para la vista del sujeto no conocedor pasa desapercibido. Comienzan a rondar Bayamo de una forma singular. Ojalá logre llegar el autor a sus sueños y destino. El esfuerzo y la belleza lo merecen.