Presentan libro La música en el cine documental cubano. Santiago Álvarez, Rogelio París y Rigoberto López.

Presentan libro La música en el cine documental cubano. Santiago Álvarez, Rogelio París y Rigoberto López.

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, documental, libro
  • Presentación del texto La música en el cine documental cubano. Santiago Álvarez, Rogelio París y Rigoberto López. Foto: José Cárdenas
    Presentación del texto La música en el cine documental cubano. Santiago Álvarez, Rogelio París y Rigoberto López. Foto: José Cárdenas

"Tal vez el encuentro de un método artístico para evaluar la relación entre el sonido, la música y la imagen fílmica sea la contribución más importante de La música en el cine documental cubano. Santiago Álvarez, Rogelio París y Rigoberto López, extraordinario y original volumen de análisis crítico del compositor y crítico José Loyola Fernández", se plantea en el prólogo a dicho Título presentado por su autor en la sede habanera de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), y que atrajo la atención de un sinnúmero de profesionales del sector interesados en el arte cinematográfico y su desarrollo a partir de aquella razón (la música) que el Apóstol calificó como "el alma de los pueblos".

Junto al connotado periodista miembro del Secretariado Nacional de la UPEC, Freddy Moros –además de haber sido una de sus fuentes bibliográficas en La música... –, Loyola relató algunas anécdotas relacionadas con la confección de esa obra y, en especial, de la contribución al cine cubano del inolvidable realizador Santiago Álvarez.

"(...) La incorporación de la música como uno de los elementos sonoros en la pantalla cinematográfica, no sólo estimuló la creación fílmica como arte, sino que además, incentivó el interés de los estetas e investigadores del nuevo arte audiovisual, en una época de constantes aportaciones a la evolución creativa y a las fundamentaciones modernistas en la esfera de lo estético. Se debe recordar que el cine fue un terreno propicio para la experimentación sonora de las vanguardias musicales", resaltó Loyola Fernández al inicio de su intervención.

Entre los interesantísimos capítulos que caracterizan a este libro, el también Doctor en Ciencias Humanísticas en Teoría de la Música profundiza "en la música de Pérez Prado, de Benny Moré...y de qué forma Santiago Álvarez la traslada a su inconfundible obra documentalista. Al respecto revela que:

"Es preciso resaltar que verdaderamente a secuencia del noticiero ICAIC dedicado a las honras fúnebres y el sepelio de Benny Moré constituye una obra maestra en la filmografía documental de Santiago Álvarez. El manejo de una temática luctuosa con  música popular, además, bailable, festiva, compuesta por el mismo creador a quien se rinde homenaje póstumo es algo inédito; de ahí la polémica que desató en su época. Pero se convirtió en una obra fílmica paradigmática, a la cual recurren distintos documentalistas tal y como se aprecia en otros capítulos del presente libro".

Igualmente se enfatiza en otra obra paradigmática del cine de Santiago Álvarez: NOW. En ella, su creador "estaba en posesión de las herramientas fílmicas y musicales; tenía muy desarrollado el sentido de síntesis noticiosa, periodística y documental y, al mismo tiempo, había madurado en él una manera particular de colocar la música en la banda sonora y en el proceso  de documental del filme. La circunstancia epocal, la violencia racista y los valores del pueblo afroamericano por sus derechos, lo llevaron a utilizar una pieza emblemática de la canción popular judía en la voz de la célebre cantante negra Lena Horne como punto de consumación de la ardiente protesta de una mayoría segregada, humillada y discriminada que ahora se levantaba contra sus opresores". NOW (filmada en blanco y negro), obtuvo el Primer Premio Paloma de Oro del XIV Festival Internacional de Películas Documentales y de Cortometraje, en Leipzig 1965.

Durante su intervención Loyola Fernández trajo consigo también en la monumental obra de Álvarez el documental Hasta la victoria siempre, el que parte de la noticia casi inmediatamente después del asesinato del Guerrillero Heorico Comandante Ernesto Che Guevara, "para convertirse en un ejemplo de cómo en ese realizador se manifiesta esa especie de audacia en la colocación de sonoridades sorprendentes, de las cuales el Tema de dos mundos, además de los valores dramáticos que posee esta pieza, desmarca al compositor (Dámaso Pérez Prado), del resto de sus creaciones eminentemente populares".