Nombre común Nicolás, poeta cubano y universal

A los 55 de la UNEAC

Nombre común Nicolás, poeta cubano y universal

Etiquetas: 
Medios audiovisuales y radio, documental cubano, UNEAC, sala Villena, Nicolás Guillén
  • Nicolás, está presente en cada cubano.
    Nicolás, está presente en cada cubano.
  • Nicolás Hernández Guillén junto a Barnet en la presentación del documental a su abuelo. Fotos: Héctor Navarro
    Nicolás Hernández Guillén junto a Barnet en la presentación del documental a su abuelo. Fotos: Héctor Navarro
  • A sala llena se presentó el documental: Nombre común, Nicolás. Fotos: Héctor Navarro
    A sala llena se presentó el documental: Nombre común, Nicolás. Fotos: Héctor Navarro

Quiero recordar a Nicolás con toda la gracia que él tenía.
Aitiana Alberti

 

En la mañana de ayer se efectuó el estreno, en la sala Villena, del documental Nombre común, Nicolás del realizador Ernesto Boch, con guion del periodista e investigador Ciro Bianchi. El material es una producción de la Casa de Documentales Octavio Cortázar de la UNEAC, junto al ICAIC y Cubavisión Internacional.

Tal vez fue la suerte, tal vez fue el destino. Cuentan que en Buenos Aires una adivina leyó su mano y le auguró dicha en su porvenir. Y así fue, tiempo después, Nicolás Cristóbal Guillén Batista, nuestro Poeta Nacional y primer presidente de la UNEAC, labor que desempeñó decorosamente.

El hombre que dio voz al negro en sus versos nace el 10 de julio de 1902, en Camagüey, en el seno de una familia humilde con alto nivel cultural. Su ciudad natal fue motivo perenne de inspiración y así lo reflejó en sus Elegías (1948) con el intenso lirismo que caracteriza su prosa.

Guillén reivindica la cultura africana y comprende, desde muy temprano, el mestizaje y el proceso de transculturación presente en Cuba. Algo que él denominó “color cubano”. Según el criterio del profesor y escritor Roberto Méndez, en la poética de Guillén se encuentran respuestas a muchas interrogantes donde expresa problemas de carácter social, político y humano del período que vivió.

En sus versos figura la nación misma, el palpitar de una cultura que se nutre de diversas fuentes. Tal es así que en 1930 vio la luz su poemario Motivos de son, el cual contó con gran acogida popular y fue musicalizado por compositores como Alejandro García Caturla y la familia Grenet. Según comenta, la Premio Nacional de Literatura, Nancy Morejón, tales versos fueron un escándalo para la época.

Abel Prieto Jiménez, ministro de cultura, lo define como “un poeta lleno de sorpresas”, pues siempre hallas, al releer su prosa, algún mensaje insospechado.

Respecto a lo que significó para el bardo su viaje a España en 1937 —lugar donde conoce a Antonio Machado, Pablo Neruda, Rafael Alberti, César Vallejo, Octavio Paz, entre otras figuras, e ingresa en las filas del Partido Comunista—Abel Prieto declaró que allí definió su posición política, en favor de las causas justas y sociales.

Según explica la poeta Aitiana Alberti la amistad de su padre con el autor de Elegía a Jesús Menéndez se consolidó en Argentina cuando ambos sufren exilio donde siempre fue evidente, en su personalidad, el sentido del humor que lo caracterizó.

Al triunfar la Revolución Cubana se encontraba en Buenos Aires y de inmediato regresa a Cuba y es electo, en 1961, presidente de la UNEAC. Quienes lo conocieron manifiestan que nunca fue un jefe autoritario, siempre puntal y responsable, aunque conservaba la gracia y dulzura de un niño. Era muy serio con su trabajo y tenía como máxima “la obligación de escribir bien”, afirmó Nancy Morejón.

Sin dudas, otro de sus aportes fue el rescate de la poesía en su expresión oral, portadora de mensajes contra el racismo y de emancipación. “Nicolás fue para nosotros lo que Neruda fue para Chile”, expresó Roberto Méndez.

No es necesario tristezas, pues cada vez que los tambores suenan reviven sus Motivos de son, sus Poemas mulatos o el Negro Bembón; un hombre trascendental para la cultura. Los siguientes versos del escritor y etnólogo Miguel Barnet ratifican lo anterior: Si no hubieras existido te hubiéramos inventado/de las olas, te hubiéramos traído.

La presentación del documental contó con la presencia de Abel Prieto, ministro de cultura, Roberto Smith, presidente del ICAIC, Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, la compositora Pura Ortiz, el músico Danny Rivera, la poeta Nancy Morejón, la actriz Carmen Solar, ente otras figuras admiradoras de su obra y legado.