Los paisajes de Chartrand aún suscitan el diálogo

Los paisajes de Chartrand aún suscitan el diálogo

  • El escritor Carlos Chacón Zaldívar, coordinador y conductor de la tertulia, compartió su poema «Cántico aleteando en la espera», dedicado a Chartrand/Foto: cortesía del coordinador de la Tertulia
    El escritor Carlos Chacón Zaldívar, coordinador y conductor de la tertulia, compartió su poema «Cántico aleteando en la espera», dedicado a Chartrand/Foto: cortesía del coordinador de la Tertulia

La vigencia del legado pictórico de Esteban Chartrand Dubois (1840-1883) fue reconocida en la tertulia cultural América Bobia, que se desarrolla mensualmente en el Museo Municipal de Limonar, ciudad de la provincia de Matanzas donde naciera hace 180 años este emblemático paisajista cubano.

En el encuentro, suscitó una grata sorpresa la lectura de un mensaje de una bisnieta del artista, Marie Dean Chartrand, la cual, residente en los Estados Unidos, y enterada vía digital del homenaje que se le haría al bisabuelo, quiso agradecer este gesto, este interés por perpetuar la obra creativa del mismo.

Según Carlos Chacón Zaldívar, coordinador y conductor de la tertulia limonareña, «los paisajes de Chartrand aún suscitan el diálogo, aún llaman la atención, algo que se explica sobre todo por cuánto contribuyó, y contribuye, en el complejo proceso de búsqueda, de conformación de nuestra identidad nacional».

De indiscutible filiación romántica, marcado por sus estudios en la denominada escuela francesa de Barbizón y por otras influencias, «Chartrand puso lo suyo —especifica Chacón Zaldívar— y se centró en el paisaje nacional, ya fuese el natural (hay que destacar su incorporación, entre otros elementos característicos de nuestro entorno, de árboles como la palma y la ceiba) o el creado por el hombre (tal es el caso de los ingenios azucareros)».

Odell González Díaz, directora del Museo Municipal, declaró a esta página web que «agradecía el énfasis en este pintor, en esa gran obra que desarrolló, la cual, además de su significado para la historia del arte en nuestro país, tiene mucha importancia para la propia ciudad de Limonar, que ha asumido esa tradición paisajística, algo que se ve en algunos de sus artistas contemporáneos más destacados, como Manuel Hernández y los hermanos Noel, Joel y Eddy Hernández, y también, claro que sí, en los niños que hoy exponen en la modesta galería de la Casa de Cultura local que lleva el nombre del creador homenajeado».

En la tertulia se advirtió que resultaba paradójico y alarmante que, no obstante la relevancia de esta figura para el territorio y el país en general, de su significado desde el punto de vista histórico y patrimonial, no se prestase más atención a la conservación de las ruinas del ingenio Ariadne, donde nació el paisajista, un sitio que fue visitado, entre otras personalidades, por Samuel Hazard, Fredrika Bremer y Rufus King, quien tomara posesión oficial de su cargo de vicepresidente de los Estados Unidos justo cuando se reponía de sus problemas de salud en la residencia de los Chartrand.

Desarrollada como parte de las celebraciones por la Jornada de la Cultura Cubana, la tertulia América Bobia también rindió tributo a otra cimera figura artística de la Isla: Alicia Alonso, desde la presentación de Alicia, el vuelo de la mariposa, libro multigenérico (asume la ficción, la biografía y el testimonio), con el que el escritor espirituano Julio M. Llanes y la editorial José Martí rinden homenaje a la gran bailarina cubana.

Lucio La Nuez interpretó varios temas de su último disco

En otro momento de este espacio cultural limonareño, el destacado intérprete Lucio La Nuez compartió varios temas incluidos en su último disco, Déjame guajiro ser, de la disquera Bis Music.