Jacuzzi: el teatro una vez más como crónica social

Jacuzzi: el teatro una vez más como crónica social

Etiquetas: 
Escénicos, Mayo Teatral 2018
  • La puesta en escena es un espejo para mirarnos como país. Fotos: Yoel Rodríguez Tejeda
    La puesta en escena es un espejo para mirarnos como país. Fotos: Yoel Rodríguez Tejeda
  • La puesta en escena es un espejo para mirarnos como país. Fotos: Yoel Rodríguez Tejeda
    La puesta en escena es un espejo para mirarnos como país. Fotos: Yoel Rodríguez Tejeda

Todo sucede en un jacuzzi. Tres amigos se encuentran, víctimas del pasado, para revivir las heridas del presente. No solo hay dolor, incomodidad y tristeza por no haber hecho las cosas bien, el amor azota como el más cruel de los castigos. Susi, personaje con un voraz apetito sexual,ha sido amante de Alejandro y Pepe, quienes figuran las dos caras opuestas de Jacuzzi, obra de la compañía Trébol Teatro, bajo la dirección de Yunior García (también autor del texto), que se presentó en el Centro Cultural Bertolt Brecht como parte de las actividades de Mayo Teatral.

La puesta en escena es un espejo para mirarnos como país. Las tradicionales contradicciones sociales de la trama son el punto de partida para reflexionar sobre la vida, las relaciones interpersonales y el destino. Pudiera parecer a simple vista una historia sencilla, mediada por celos y discusiones. Sin embargo, encarna las experiencias de la gente común, de a pie, con situaciones similares.

Una relación que persiste en la memoria y el deseo; un hombre que ha cambiado y no puede querer a su antigua pareja como ella anhela (Alejandro), y por último, las rivalidades se instauran, desde el inicio, para ofrecer una poderosa lección: hasta cuánto es capaz de aguantar el hombre cuando la indiferencia o la pasión reinan. ¿Cuál predomina? Depende de la elección del espectador para identificarse con estos sentimientos.

El escenario, simple, las acciones trascienden y quedan en una bañera, en tres individuos que representan buena parte de la sociedad cubana actual: las personas que deciden forjar su porvenir en otros países y los que se quedan. Así de simple, sin tantos retruécanos ni fórmulas ortodoxas. Una pieza con momentos de humor, pero con mucho de introspección y fuerza teatral.

Si bien Alejandro prefiere soñar porque la realidad le disgusta —solo la poesía endulza su existencia— su opuesto escoge las doctrinas que le inculcaron de niño para criticarlo. Ambos entablan una guerra fría que tendrá como final último la confesión las más crueles verdades.

La gran moraleja de Jacuzzi: el valor de la amistad. Aun con sus desavenencias, los protagonistas no dejan de quererse entre sí. Esta enseñanza hace alusión a un viejo proverbio hasidico (interpretación religiosa y mística dentro de la religión mosaica o judaísmo): “aquel que busca un amigo sin errores nunca tendrá uno”.

Asimismo entre las variadas propuestas de Mayo Teatral se encuentran para este fin de semana, las funciones del prestigioso actor dramático y “clawn”, Hernán Gené con la obra Mutis, mañana viernes y el sábado 19, ambas en la tarde, en la Sala Hubert de Blanck.

Esos días también subirá al escenario del Teatro Trianón, Caballas, a las 8:30 p.m., mientras que El divino narciso y CPCC La República Light estarán en el Centro Cultural Bertolt Brecht, a las 7:00 p.m. y 9:00 p.m., respectivamente.