Conservar un legado

Conservar un legado

Etiquetas: 
: Escritores, Bayamo, Granma
  • Documentos y fotos donados por Lucy Montero la hija de Victor Montero Mendoza. Foto de la autora
    Documentos y fotos donados por Lucy Montero la hija de Victor Montero Mendoza. Foto de la autora

El regreso del guerrero, poemario de Luis Carlos Suárez, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1996, es uno de los valiosos libros que desde  esta semana engrosan los fondos raros y valiosos de la Biblioteca Provincial 1868 de Bayamo, a partir de la donación de parte de la biblioteca personal del maestro Victor Montero Mendoza, que concediera su hija Lucy Montero a esta institución.

En la dedicatoria reza: “Para Victor Montero siempre mi profesor y amigo. Un abrazo de quien lo admira”. Y la firma de Luis Carlos con  la fecha: 17 de enero de 1997. Alumno y maestro, miembros de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Granma,  la amistad fue un valioso tesoro que cultivaron no hasta los últimos días de julio de 2011 en que se fue Víctor de manera física, sino que tejen más allá de la presencia en los miembros de la familia.

Otros títulos de la literatura cubana y universal podrán ser apreciados, volúmenes dedicados a las artes, el teatro, cartas, fotografías, documentos e imágenes por los que sabrá del serhumano que fue Víctor y que su hija Lucia Helena Montero Desouza, Lucy, dona para uso común de los asiduos a la casa de los libros en Bayamo.

Al despojarse de lo que han guardado como reliquia por siete años luego de la muerte del maestro Víctor,  la familia Montero Desouza, agradece la acogida de los fondos a la Biblioteca y señala que es  parte de su vida e historia.

En la papelería destacan cartas de oyentes, cuando Víctor en el lejano 1950 era conductor de programas en Radio Aeropuerto en La Habana, y lo mismo hablando de jazz que de deportes, hacía estremecer a los radioescuchas.

Eminente pedagogo, radialista, comentarista deportivo, martiano consagrado, hizo (hace)  una contribución inestimable a la cultura cubana, a través de la radio, muchos grabados para la posteridad,  dedicados al jazz o al deporte, a Martí y a defender la identidad nacional. Hombre de elevada sapiencia, fue merecedor de los Premios Nacionales de Pedagogía y Radio y fue reconocido Artista de Mérito de la UNEAC.

El fotógrafo Fernando Revé Santos, amigo de Victor y admirador como muchos, resaltó en el encuentro el concepto de cultura que esgrimiera el maestro, cuando señaló que si no hay conocimientos suficientes de muchas materias, basta hacer lo que nos toca bien y eso es ser cultos.

Con este presupuesto, la Dirección de Cultura en Granma desde el 2012 instauró un reconocimiento que se entrega cada mes de diciembre: la Distinción Víctor Montero, a personas de cualquier sector que con su trabajo cumplan este requisito sencillo y vital.

La dirección de Cultura y de la Biblioteca 1868 reconocen el gesto de los familiares y dejan constancia en una misiva.