Algunas cualidades personales pueden traer consecuencias negativas

NATURAL DE CAIBARIÉN

Algunas cualidades personales pueden traer consecuencias negativas

  • La puntualidad es una cualidad, a veces… foto tomada de internet
    La puntualidad es una cualidad, a veces… foto tomada de internet

Sucede que tengo una buena cualidad: me gusta ser puntual, y eso en Cuba y otras regiones de América Latina puede ser un vicio muy negativo.

Por ejemplo, ayer mismo quedé con un amigo de vernos a las cinco de la tarde en una calle del Vedado, y llegué a las cuatro y media, por suerte había una librería cercana y pude entretenerme  un poco viendo viejos títulos publicados que no tienen salida y sirven de alimento a las polillas.

Pero el caso mejor me sucedió en el ámbito diplomático.

Cierta vez, me invitaron a una recepción en la Embajada de Panamá, la invitación decía que la actividad iniciaba a partir de las ocho de la noche, llegué a las ocho menos diez y fui el primer invitado en llegar.

No hallaba donde meter la cara de la vergüenza porque el propio embajador, a quien no conocía, vino a conversar conmigo.

Pero tengo un defecto que también me ha traído complicaciones en términos diplomáticos, y es que soy muy despistado con las direcciones. En cierta ocasión me invitan a otra recepción, me parece que fue en la Embajada de Canadá. Yo tenía idea más o menos donde estaba ubicada la sede diplomática. Fui guiando mi auto, lo estacioné, me bajé y quedé en la misma puerta del patio donde había una recepción. Entré, un sirviente se acercó a mí, tomé un trago y empecé a beber, en eso se apareció una persona y muy amablemente me dijo: Señor, creo que usted se equivocó, usted debe estar invitado a la Embajada de Canadá, y esta no esa es la Embajada Canadá, esta es la residencia del Embajador de México.

La recepción suya es al lado.

No tuve más remedio que terminar el trago, pedir disculpas, y todo avergonzado dirigirme hacia el lugar indicado.

Son cuestiones conflictivas provocadas por virtudes y defectos, asunto este propio de todos los seres humanos. Pero así somos y así actuamos.